Historia

“Faltaban pocos meses del año de 1910, y José A. Gaviria, que era el Presidente de la Sociedad [de Mejoras Públicas] entonces, dijo en una sesión, que deseaba dejar el recuerdo de la creación de algo estable y de un interés diferente del enteramente material… como base de cuantas mejoras ideemos y para extender el sentimiento de la necesidad de conseguirlas, es indispensable crear el Instituto de Bellas Artes. ¿Quieren ustedes que declaremos que se ha creado? Hubimos de contestar que sí. Y esta palabra tan sencilla fue mágica palabra, una especie de fiat lux, que produjo resultados inmediatos.”

Francisco Antonio Cano
El Espectador. Medellín 27 de Marzo de 1917

Sociedad de Mejoras Públicas de Medellín

En febrero de 1899 nació la Sociedad de Mejoras Públicas de Medellín (SMP), como una entidad privada de carácter cívico, que propende el desarrollo físico y cultural de la ciudad.

Actualmente sus actividades fundamentales son la recreación y la educación, por medio del parque Zoológico Santa Fe (ZOO), del Instituto de Bellas Artes (IBA) y de la Fundación Universitaria Bellas Artes (FUBA).

La SMP se plantea como objetivos estratégicos la formulación, implementación, mejoramiento y desarrollo de programas, sistemas, modelos y procesos, además de apoyar y fomentar el desarrollo municipal y regional de nuestra sociedad en los campos del espacio público, el medio ambiente, el patrimonio, la educación, el civismo y la cultura.

Los principios y valores rectores de la cultura organizacional y de las acciones de la Sociedad de Mejoras Públicas de Medellín son: el civismo, la autonomía, la honestidad, la honradez, la equidad y la calidad.

Bellas Artes: Tradición, Cultura y Formación Artística

La Sociedad de Mejoras Públicas tomó en 2003 la decisión de crear una institución universitaria que respondiera a las necesidades del entorno y a las demandas de formación en los campos de la música, el diseño y las artes plásticas, y que entregara a la sociedad profesionales idóneos y socialmente comprometidos.

En 2006 el Ministerio de Educación le otorgó la personería jurídica a la Fundación Universitaria Bellas Artes, mediante las resoluciones 6342 y 3534. La entidad cuenta con registro calificado para los pregrados en Artes Plásticas, Diseño Visual y Música. La Fundación Universitaria Bellas Artes, recibió el legado del Instituto de Bellas Artes, entidad fundada el 26 de septiembre de 1910 por la Sociedad de Mejoras Públicas de Medellín y por cuyas aulas pasaron, como alumnos y/o profesores, los más grandes referentes de la música y la plástica que han vivido en Antioquia.

Además de la actividad académica, Bellas Artes ofrece una amplia programación cultural: exposiciones, conciertos, recitales poéticos y ciclos de cine, mediante programas de larga trayectoria, como Martes de Bellas Artes, Jueves de Concierto, Cine Arte en Bellas Artes o los Conciertos Académicos, que no sólo son una alternativa de esparcimiento para la ciudadanía, sino espacios para proyectar el talento artístico de quienes forman parte de la Institución. Para ello dispone del Palacio de Bellas Artes, Monumento Nacional y Patrimonio Histórico y Cultural de Medellín, sede de la Sociedad de Mejoras Públicas, la Fundación Universitaria y el Instituto de Bellas Artes, el cual cuenta con espacios significativos, como la Sala Beethoven, la Sala Antonio J. Cano y la sala de exposiciones Eladio Vélez.

La institución universitaria fue creada por la Sociedad de Mejoras Públicas de Medellín en el año 2006, para continuar con la obra formadora que por más de 100 años ha tenido el Instituto de Bellas Artes. La Fundación Universitaria Bellas Artes es la única institución de educación superior de Antioquia dedicada únicamente a la enseñanza de la música, las artes plásticas y el diseño. Desde su creación hace diez años, Bellas Artes ofrece los programas de Artes Plásticas, Diseño Visual y Música. En el 2016, el Ministerio de Educación le otorgó los Registros Calificados para tres nuevos programas: Fotografía, Diseño Interactivo y Comunicación Publicitaria.

Además de sus pregrados, la institución ofrece a la comunidad programas de extensión académica dirigidos a las madres gestantes, bebés, niños, niñas, jóvenes y adultos. En el Palacio de Bellas Artes, monumento nacional y patrimonio arquitectónico de la ciudad, la Fundación organiza más de 200 eventos culturales en el año, con entrada libre para el público. Con la realización de conciertos, exposiciones, charlas académicas o recitales de poesía se busca acercar el arte a la comunidad y promover el centro de Medellín como el más importante espacio cultural de la ciudad.

Palacio de Bellas Artes: Monumento Nacional

El Palacio de Bellas Artes es una de las edificaciones más importantes y con más historia de Medellín. Hoy sede de la Fundación Universitaria Bellas Artes y de la Sociedad de Mejoras Públicas.

Por sus aulas han pasado, como profesores o estudiantes, los más importantes artistas que han vivido en Antioquia. Entre ellos podemos nombrar en la plástica a Eladio Vélez, Pedro Nel Gómez, Humberto Chávez, Emiro Botero, Rodrigo Arenas Betancur, Horacio Longas, Fernando Botero, Débora Arango, Rafael Sáenz, Mariela Ochoa, Bernardo Vieco, Jorge Cárdenas, Aníbal Gil y Francisco Madrid.

Y en la música a Carlos Vieco, Luis Carlos García, Blanca Uribe, Blas Emilio Atehortúa, Harold Martina, Teresita Gómez, Sergio y Alejandro Posada y Alba del Castillo.

Fotografía de: Sociedad de Mejoras Públicas

El Palacio de Bellas Artes es un monumento que vale la pena conocer. Y en pocas palabras, ésta es su historia:

» La primera piedra del edificio se puso el 7 de agosto de 1926, pero por diversas razones se terminó de construir casi 10 años después en 1936, con aportes del gobierno departamental de Antioquia, el “Empréstito Cívico” impulsado por la Sociedad de Mejoras Públicas y las donaciones de algunos comerciantes de la ciudad. La edificación se construyó en un terreno cedido en 1926 por la administración municipal a la Sociedad de Mejoras Públicas de Medellín. La gestión fue realizada por dos miembros destacados de la Sociedad: Don Ricardo Olano y Don José Antonio Gutiérrez.

» Los planos y la dirección de las obras fueron realizadas de forma gratuita por los arquitectos Pedro Nel y Martín Rodríguez, de la firma HM Rodríguez y cía., autores de otros importantes edificios de la ciudad de Medellín. El inmueble se desarrolló sobre una planta rectangular en un predio esquinero y se presentó como una masa diferenciada por dos cuerpos, una parte como auditorio para el público y otra en tres pisos para la parte docente.

» El palacio tiene elementos decorativos propios del estilo denominado Art Decó. Aparte de sus valores históricos y arquitectónicos, el edificio es un valioso documento, pues marca el rompimiento con el eclecticismo republicano y propone la transición hacia el Déco y la arquitectura moderna. Su planta octogonal va girando sobre los lados para conformar el auditorio.

 Fotografía por: Ángel Grajales Caballero

» El edificio fue ocupado aún sin terminar en 1928, allí se instalaron las oficinas de la Sociedad de Mejoras Públicas y las escuelas del Instituto de Bellas Artes, pero fue sólo en julio de 1937 que el Palacio de Bellas Artes se inauguró oficialmente, posteriormente fue declarado patrimonio cultural de Medellín el 5 de mayo de 1985, mediante Resolución 394 de la Alcaldía y con fue luego el Decreto 1756 del 26 de septiembre de 1996, del Ministerio de Educación Nacional, el que le concedió el título de monumento nacional.

» La Sala Beethoven cuyo nombre fue adoptado en el año de 1936, luego de que Don Diego Echavarría Misas donara el busto de Beethoven que reposa en el teatro, es la sala de conciertos más antigua que se conserva en la ciudad y tiene capacidad para 300 personas. En mismo año y como toque final para el Palacio, el Maestro Eladio Vélez pintó ocho paisajes al óleo sobre cartón y los donó para adornar la sala.

El edificio también cuenta con la Sala de Exposiciones Eladio Vélez y la Sala Antonio J. Cano, espacio de reuniones de la S. M. P.